Graciela & Lujan Islas

 

Lo último de Graciela Islas

La tinta es tan antigua como la civilización. Es un invento de la humanidad que significó la posibilidad real de preservar la lengua, las palabras y las ideas, de la fugacidad del instante que todo lo devora. Y ese camino se ha mantenido incólume desde los primeros ideogramas sobre papel de arroz del siglo IV antes de Cristo, hasta los diarios, revistas y libros del presente.

Pero casi al mismo tiempo que la tinta se volvía caligrafía también se transformaba en dibujo, iniciando un arte que también ha sido inconmovible al paso del tiempo. Los trazos delicados de los ancestrales dibujantes chinos y japoneses dan testimonio de ello, pero también las tintas de Castagnino o los comics de Breccia.

Graciela Islas ha decidido caminar este camino con ojos del presente. Esta muestra que ahora alberga el Casino Magic, nos ofrece sus experiencias con tintas chinas planteadas sobre diversas plataformas, abriéndonos puertas a mundos estéticos insospechados.

Papeles tintados y luego ensamblados mediante la técnica del collage, trazos que se diluyen y superponen en transparencias infinitas, son algunas de las improntas que podemos contemplar en esta colección de reflexiones estéticas de una eterna relación tinta-papel que sostiene la Cultura desde siempre.

Esta pampeana radicada en Neuquén desde el 79, es una artista inquieta y curiosa que transita eficientemente por múltiples senderos, desde la pintura naif, el paisajismo, la figuración, la abstracción o el arte conceptual, obras que han sido expuestas en numerosos espacios dentro y fuera de nuestra provincia.

En esta muestra la vemos en una nueva dimensión, un nuevo juego de trazos, formas y tonalidades que hablan en mismo idioma de toda su obra, la lengua viva de la creación.

Oscar Smoljan
Director
Museo Nacional de Bellas Artes Neuquén

En la más reciente producción de Luján Islas, se pueden identificar fácilmente los distintos motivos que la inspiran: los paisajes naturales, el agua, el retrato y el movimiento, pero sobre todo aparece el viaje como un tema que permea en la mayoría de sus obras.

Desde imágenes en movimiento de la ruta –donde comienza la mayoría de los recorridos– hasta imágenes costeras y montañosas, el viaje de Islas no se detiene ahí y sigue internándose en rutas visuales. Se enfoca en los pequeños detalles: las hojas y ramas que se mueven al viento sobre gradientes de color casi digitales, un gatito a la orilla de un barranco, los patrones oleados que dibuja el agua en tonalidades increíbles. Los traslados de la propia Islas, la llevan a encontrarse con estos detalles, pero lo hace manteniendo encendida la curiosidad de sus trabajos anteriores: el retrato y la presencia humana en estos destinos a los que arriba.

Las imágenes de Luján Islas nos llevan de la mano en un viaje que se abre en posibilidades como un fractal. Comienza en ideas generales repletas de detalles, y culmina con las historias que estos detalles nos ofrecen abriéndose en posibilidades. Su nueva producción ofrece una cohesión de significados y motivos que nos aseguran un destino óptimo.

Gabriela Cepeda Fernández – (México)
Máster en Curaduría de Artes Visuales

Pin It on Pinterest