Daniel Schallbetter 

Nací una madrugada de lunes, con lluvias y tormentas. Noche de San Juan, en Diamante, Entre Ríos, en 1952 (aún hoy la lluvia me inspira a crear).
De chico pintaba y hacía personajes con papel y jugaba al teatro (siempre quise ser actor), pero mis padres decidieron que sería maestro. Me mandaron a un colegio internado, donde salí con el titulo de: Maestro Normal Nacional Rural.
A los 19 años, me fui al norte de Formosa, a trabajar de Docente Rural, 4 años en una Comunidad Toba.
De nuevo en mi pueblo, fui telefonista, maestro y pintaba un poco.
A los 27 años, llegué a Neuquén, ejercí como docente de primaria, e ingresé a la escuela superior de Bellas Artes, egresando primero como docente de plástica, luego como profesor de pintura. Trabajé en los tres niveles educativos e hice mi primera exposición, año 1988, en Museo Gregorio Álvarez. Desde entonces me aboqué de lleno a pintar.
Año 1990, me traslado a Santiago de Chile, allí viví por primera vez del Arte, exponiendo en varias galerías y vendiendo mi producción, esto me llevó a España, donde residí un año y medio exponiendo en Madrid, Castellón de la Plana, Barcelona, Alicante.
Luego vinieron exposiciones, en Entre Ríos, Buenos Aires, muestras naif colectivas, perfeccionamiento docente, trabajos en talleres y algunos murales.
Desde 2013, expongo una vez al año en Tilcara (Jujuy).
En Mayo de este año, después de 16 años, volví a exponer en la sala Emilio Saracco de Neuquén.
Ahora con mis obras, llegué a este espacio agradeciendo por esta oportunidad a sus organizadores.
Trato con mi pintura, que no es naif, sino realismo mágico, reflejar un poquito de nuestro suelo, que es latinoamericano, y agradecido por haber nacido y habilitarlo aún, recordando siempre que: “El Arte es el mejor camino para amar la vida”.

Pin It on Pinterest